fbpx

Juan Mari Arzak

Juan Mari Arzak en Círculo Fusión

La entrevista con Elena Arzak termina con una nota inspiradora al hablar con su padre, Juan Mari. Una historia viva en el mundo de la alta cocina y de las referencias internacionales.

Como chef de renombre internacional, el donostiarra Juan Mari Arzak comparte con nosotros su historia. ¿Qué le hace ser una fuerza tan poderosa en el mundo de la comida? Descubrimos los pintxos y su lugar como parte de la cultura vasca, pero también como algo que se puede compartir para pasar buenos momentos.

El pintxo, un plato de especialidad vasca que se disfruta mejor con los amigos y la familia en la mesa para poder compartir las historias de todos los pequeños momentos de la vida.
Entonces llega Juan Mari Arzak, un hombre que se ha asegurado de mantener siempre viva esta tradición a través de la atención a los detalles, como el uso de sólo ingredientes frescos para sus platos o la elaboración cuidadosa de cada diseño para que sea algo memorable y, al mismo tiempo, lo suficientemente sencillo como para no verse abrumado por demasiada decoración (¡o carbohidratos!).

El origen del término, es simple, pintxo, la base de pan, la receta propia y un pincho que permitía sujetar los productos al pan. En cuanto a quién fue el creador del mismo, existen varias leyendas al respecto, documentadas pocas de ellas, pero la que cobra más veracidad, es la de Alfonso X «El Sabio». Se dice que el rey, fue el precursor del uso de pintos y tapas, lo hacía junto a la copa de vino, para que no le sentara mal, como un tipo de comida breve y rápida, que sirviera de acompañamiento.

En cuanto a la diferencia entre pintxo y tapa, no se deben confundir, la tapa es algo más cercano a lo que entendemos como ración, pero en pequeña cantidad. Mientras que el pintxo es una pieza única, con cuidados detalles y productos, que ya forman parte del arte gastronómico.

Descubre más, escuchando la interesante conversación de Elena y su padre Juan Mari Arzak.

 

English EN Spanish ES